Pistola de pintura: Aprende a pintar como un profesional

Muchas son las personas que deciden pintar su casa por su cuenta y así ahorrarse varios cientos de euros que cuesta un pintor profesional.

Si eres una de ellas, sabrás lo que cuesta y el tiempo que lleva pintar un piso entero con brocha y rodillo.

Por mucho menos dinero de lo que piensas, puedes comprar una pistola de pintura que te ayude a ahorrar tiempo y dinero y a conseguir un mejor resultado en cualquier cosa que quieras pintar.

Pistolas-de-pintura
Pintar con pistola es el método más sencillo y rápido para pintar

¿Qué es una pistola de pintura?

Cuando hablamos de pistolas para pintar nos referimos a unas máquinas que tienen aspecto y funcionan de forma similar a una pistola de agua y que al apretar su gatillo, expulsan pintura a presión (similar al funcionamiento de un spray).

En el mercado verás esencialmente dos tipos de pistolas en cuanto a dónde tienen el depósito, las de succión y las de gravedad.

Se pueden diferenciar porque las de succión tienen el depósito en la parte baja y las de gravedad en la parte alta (como en la fotografía anterior).

Las pistolas de pintar de gravedad tienen un mejor flujo de pintura que las de succión y consiguen mejores acabados y lacados, pero hay momentos en los que las de succión son preferibles.
Si vas a tener que adoptar posturas extrañas o necesitas pintar superficies horizontales (techos, muebles tumbados…) las de gravedad no te lo permitirán mientras que las de succión te dejan moverte a tu aire y pintar en cualquier posición.

pistola-pintura-succión
La pistola de succión se puede utilizar en cualquier posición

¿Qué tipos de pistolas de pintura se pueden comprar?

Dependiendo de lo que se quiera pintar, existen pistolas más y menos recomendadas.

Pistolas para pintar paredes en casa

Si queremos comprar una pistola para pintar paredes en un piso o en nuestra casa, las pistolas de pintar eléctricas son la mejor elección.

No necesitan compresor (generan la presión mediante una turbina propia) y se pueden adaptar a diferentes tipos de pinturas que nos ayuden a dar un acabado profesional y, lo más importante, ahorramos muchísimo tiempo.

Pistolas para pintar muebles

Similares a las pistolas utilizadas para pintar paredes, las pistolas para muebles más rentables son también eléctricas, aunque cada vez se ve a más gente utilizar pistolas profesionales para conseguir mejores acabados.

pistola-de-pintura-para-muebles
Las pistolas eléctricas son la mejor elección para pintar y renovar muebles

Se pueden utilizar para pintar, lacar y renovar muebles, bancos y sillas de cualquier tipo, dándoles una segunda vida y permitiéndonos ahorrar dinero.

Esta muy de moda darle una segunda vida a los muebles utilizando una pistola de pintura para darles otro acabado y renovarlos, puedes hacerlo en mil cosas, mesillas de café, sillas, cambiadores para bebés… en lo que tu quieras.

Pistolas para pintar coches

Las más profesionales y también más caras. Las pistolas que se utilizan para pintar coches utilizan mejores materiales y tienen una mejor construcción, de forma que se puedan garantizar los acabados que se necesitan en las carrocerías, tanto de pinturas base, pinturas de color y barnices.

pintar-coche-con-pistola
Pintar un coche con pistola está al alcance de todos

¿Cómo se regulan las pistolas para pintar?

Lo más normal y más recomendado es que tenga 3 reguladores en su cuerpo.

Con uno se regula el flujo de aire (más o menos), con otro se regula la cantidad de pintura que se expulsa (para cubrir más o menos superficie) y un tercero que regula el abanico (vertical, horizontal y en tamaño).

¿Qué significan las siglas HVLP?

Las siglas HVLP no son exclusivas de ningún tipo de pistola y pueden estar presentes tanto en pistolas sencillas como en las más profesionales. Las siglas provienen del inglés «High Volume Low Pressure», que significa «gran volumen y baja presión«. Esto conlleva que expulsan una gran cantidad de pintura cubriendo más rápidamente la superficie a pintar a la vez que utiliza poca presión de aire, limitando la pulverización y los residuos.

¿Es complicado el funcionamiento de una pistola para pintar?

Aunque internamente son complejas, podemos resumir el funcionamiento se la siguiente forma:

Al apretar el gatillo, estamos liberando la salida de aire a presión por la boquilla de la pistola, que por el camino se mezcla con la pintura ( a este proceso se le llama «atomizar») produciendo un flujo de pintura al exterior.

Hay dos sistemas mayoritarios para conseguir la presión necesaria en el aire que se utiliza al pintar.

La pistola puede ir conectada a un compresor de aire que, conectado a la red eléctrica, genera la presión necesaria para su correcto funcionamiento. Este sistema es el más utilizado por los profesionales por su fiabilidad, aunque no es habitual verlo en una casa particular por su gran tamaño.

Otro sistema que es utilizado más habitualmente por los particulares es el de turbina, que consigue, con una máquina más pequeña, la presión suficiente para poder pintar paredes y muebles.

¿Es necesario diluir la pintura antes de utilizarla?

Cada pintura es un mundo y por eso lo mejor es leer las instrucciones de cada fabricante.

Como norma general, lo mejor es que las diluyas un poco la primera vez que vayas a utilizarla, así verás si la pintura fluye bien y puedes pintar cómodamente.
Si notas que la pintura sale «a borbotones» y no cubre correctamente, prueba diluyéndola con más agua o disolvente (según sea la naturaleza de la pintura) para que salga más «fina» y cubra perfectamente toda la superficie que quieras pintar.

Recomendaciones generales al pintar con pistola

Trabaja en un ambiente limpio

Ten en cuenta que al pintar, cualquier mota de polvo, insecto o suciedad que caiga encima de la superficie que estamos pintando, será casi imposible quitarla y se quedará para la posteridad, dejando un resultado regular.

Asegúrate de limpiar muy bien tanto la superficie a pintar como los alrededores, la mesa en la que pintes e incluso el suelo.

Cuidado con la humedad

Ten cuidado si estás pintando en un garaje o en una habitación con mucha humedad (no uses a la vez, por ejemplo, un aire acondicionado portátil de los que utilizan agua para refrescar)

Ojo a los tiempos de secado

Respeta siempre los tiempos de secado que marque el fabricante. Entre capa y capa de pintura suele servir con poner el dedo y ver que, aunque dejes un poco de marca, no te manchas, pero siempre es más recomendable leer las instrucciones del bote de pintura o preguntar al vendedor.